domingo, 9 de junio de 2013

Göttingen, la ciudad del conocimiento

La primera vez que escuché el nombre de esta ciudad fue a propósito de algunos libros que mi director de tesis me había mandado leer sobre matemáticas. El resultado es que investigar sobre este tema me llevó a descubrir que distintos científicos punteros del pasado tenían todos un denominador común: Göttingen.

Científicos como Gauss, Weber, Klein, Riemann, Minkowski o Hilbert fueron sólo algunos de los distinguidos habitantes de esta ciudad, que ha acogido a decenas de premios Nobel; y en la actualidad alberga varias sedes del Instituto Max Planck y el centro de investigación alemán para el espacio. El Instituto Max Planck del que hablo surgió después de la Segunda Guerra Mundial para ocupar el lugar que había dejado el Instituto Kaiser Guillermo, fundado en 1.911 y que fue creado para la investigación científica en múltiples ramas. En él estuvieron Einstein, Fritz Haber, Otto Hann, Max von Laue, vamos, una ristra de premios Nobel. Pues como decía, varias de las sedes del Instituto se encuentran en esta ciudad.

Göttingen está llena de placas que señalan dónde vivieron y en qué época las mayores figuras, y los nombres de las calles también rinden tributo a estos personajes.

Podemos ver, por ejemplo, como en la misma calle, con un par de casas de diferencia, estuvieron viviendo aquí premios Nobel como Max Planck, fundador de la teoría cuántica y Werner Heisemberg, que descubrió el principio de incertidumbre que lleva su nombre ¡al mismo tiempo! Esto da una idea de hasta dónde llega la cosa.




El matemático Hermann Weyl, autor de “Symmetry” también vivió aquí, y precisamente casi enfrente del Goethe Institut.
Bernard Riemann, fundador de la geometría que lleva su nombre también estuvo aquí en el siglo XIX.






No sólo científicos, sino también el Canciller de Hierro, Otto von Bismarck residió aquí, aunque dicen que se dedicó a cosas más mundanas que el estudio de la carrera de Derecho, que era a lo que se supone que había venido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada